Conversaciones de verano

5:49:00


Recompensa

—¿Encontraré a alguien que me quiera?
—Eres la mitad de alguien a quien le falta otra mitad —respondió solamente.
Coco se abrazó a sí mismo. ¿Dónde estaba esa mitad? ¿Tardaría mucho en llegar?

© Mitad árbol y un ciego

Otros artículos interesantes

1 comentarios

Si te ha gustado, ¡déjame un comentario!