Hic sunt Fabulae 2018 (II)

9:42:00

Por mucho que digan que la vida es eso que pasa mientras estás ocupada haciendo planes, una buena organización ha sido clave en mi producción literaria, así que mi objetivo principal en 2019 es afinar el método, priorizar bien (aunque hay que estar sujeta a improvistos) y ceñirme a los objetivos. Seguramente a finales del próximo año (se ve tan lejano y tan inmediato al mismo tiempo...) el resultado sea bastante diferente, pero sin duda mejor. Si alguna vez tenéis curiosidad puedo contaros cuál es mi método de escritura. De momento, vamos al grano con las cosillas que tengo entre manos:

Wes Marino 02: Synestali


🔹Estado actual: escribiendo
🔹Género: salseo futurista
Título provisional. Como todos los que están por aquí, por cierto. La continuación de Bajo la piel de la ciudad tiene ahora mismo 17.211 palabras y diría que he superado el tercio de la historia. Lo único que puedo decir es que el foco de la narración está dividido en dos personajes, no hace falta pensar mucho para saber quiénes, que no tengo claro aún dónde pondré el punto final y que está siendo más difícil de lo que pensaba. El cuerpo me pide cambiar a fantasía. No obstante, la prioridad es terminar el borrador para poder enviárselo a los lectores de confianza, revisar y mandarlo de campamento. ¿Tengo planes para Wes Marino? Sí. Muchos, la verdad. ¡Ojalá escribiera tan rápido como se me ocurren ideas! ¡O al menos la mitad de rápido! Pero también quiero darme un descanso con la ciencia ficción.

¡Qué fogón! o La Gordimancia


🔹Estado actual: empezada | pendiente
🔹Género: *fuoshhh*
La gordimancia, ¡esa gran aventura! Tuve que aparcarla por asuntos más importantes y tengo unas ganas loquísimas de retomarla. Tanto es así que he dado un lavado de cara a los esquemas previos para hacer algunos cambios. Antes solo era una historia divertida sobre un chaval que se mete en líos. Ahora es... bueno, ahora habla de la identidad de las personas y del lugar en el que viven. Sus protagonistas son Hodei, que significa Nube en euskera (¡y si le quitáis la h, hace referencia al dios del relámpago en la mitología vasca!), Minerva, una chica que no está para meneos, Celeste, una amiga inesperada, y otros compañeros que se unirán a la party por el camino. Ahhh, escribo esto y me dan ganas de tirarlo todo por la ventana para continuarla. ¡De verdad! ¿He dicho ya que ojalá pudiera escribir más rápido? (fuente de la imagen)

El sueño más profundo


🔹Estado actual: en mi cabeza
🔹Género: basado en sueños reales
Esta historia me persigue desde hace un tiempo. ¿Qué pasaría si alguien hubiera colapsado por querer saber demasiado? Esta pregunta tan raruna me asaltó hace un tiempo con la imagen de un niño meditando bajo una cascada. El resto está por determinar. Lo que sí sé es que habrá aventura, habrá sueños y habrá acción. ¿Patadas voladoras? ¡Puede! Desconozco la extensión, pero dudo que sobrepase las ciento cincuenta páginas. (fuente de la imagen)

Nueve vidas


🔹Estado actual: en un campamento
🔹Género: no habrá paz para los malgatos
Ya he hablado de esta historieta por Twitter. Sabéis, entonces, que está terminada, que es un cuento orientado a un público infantil y que los protagonistas son gatos. Ya que no tengo uno, al menos escribo sobre ellos :b. Aunque todavía es demasiado pronto para decir nada, una cosa sí es segura: espero sorprenderos antes de verano. ¿De qué va? Sir Gato, un felino acomodado, compite con un gato callejero y acaba perdidísimo lejos de su hogar. Mientras averigua la manera de volver a casa, obviamente, surgen más problemas. ¡Así es la vida!

Ensayo secreto


🔹Estado actual: empezado tranquilamente
🔹Género: elemental, mi querido adepto
¡Y ya he dado suficientes pistas! Este es un proyecto a largo plazo (bastante, si os soy sincera, teniendo en cuenta mi day job) que quiero que salga MUY BIEN. Incluso si eso significan años.

La casa de los objetos perdidos


🔹Estado actual: de pruebas
🔹Género: twine
Cuando me dejé el kindle en el tren y nunca más supe de él, empecé a preguntarme a dónde irían toooodos los objetos que perdemos alguna vez en la vida, y poco a poco imaginé una casa en medio de ninguna parte, grande, deshabitada, a la que iban a parar todas nuestras cosas. ¿Y si pudiera encontrarla? ¿Y si pudiera pedirle mi kindle? ¿Y si pudierais preguntar por Un Chisme En Concreto y la casa os contara su historia?

¡Así queda el esqueleto de mi 2019! Si consigo terminar dos o tres proyectos el año será un exitazo. ¿Cuáles son vuestras metas para el año nuevo, literarias o no? Os leo aquí y en Twitter. : )

Otros artículos interesantes

3 comentarios

Si te ha gustado, ¡déjame un comentario!